Sexo oral, manual para darle la mejor chupada de su vida. 3/3 IMPERDIBLE. #sexo


 

Tercera y Última Entrega.

Cortesía de Cartas y Mensajes

Trucos y Tips para una buena mamada

Si usted quiere de verdad dejar una huella imborrable en su pareja, es esta la mejor oportunidad en hacerlo. Recordemos que, quien ofrece el sexo oral asume una conducta ACTIVA y quien lo recibe, en este caso el hombre se comporta como la parte PASIVA, esto no quiere decir que él no pueda involucrase con ayudas propias para hacer mejor la experiencia erótica.

En escritos anteriores lo decíamos, que más del 70% de las experiencias orales no han sido lo mejor. Todo esto se sustenta en la falta de creatividad por parte de la mujer. Por lo general cuando ella aborda el falo se su hombre lo hace con actitud de inseguridad, otras lo hacen con ínfulas de sapiencia ejerciendo simplemente una aptitud mecánica, con resultados no muy satisfactorios.

Ya lo hemos dicho en pluralidad de oportunidades, el éxito de una buena relación sexual está es en el cerebro, es la mente la que origina los diferentes estadios de excitación, mas que el contacto físico entre las parejas. El roce de los cuerpos es simplemente un elemento facilitador, un medio conductor, no es el fin del meollo.

En este orden de ideas cabe afirmar entonces que, es de máxima relevancia asumir conductas proactivas que inviten a la provocación de la mente del hombre. Se hace énfasis en esta connotación ya que muchas mujeres se preocupan mas en saber como de verdad es que se debe efectuar la manipulación del miembro varonil, cuando el interés debe estar focalizado en otros asuntos de mayor importancia.

Esa preocupación inherente al acto en si, cuando se ofrece la estimulación vía oral hace que la mujer se muestre fingida en su comportamiento en muchas ocasiones. Toda esta actitud se transmite de manera inconciente a la pareja.

No podemos olvidar que, la mujer en múltiples ocasiones, por diversas circunstancias, ha aprendido a simular orgasmos inexistentes. En el sexo oral esta labor se vuelve más compleja para sus propósitos de ocultamiento. Me refiero, cuando ellas intentan mostrarse que lo están disfrutando, cuando la verdad es que el hombre está sintiendo totalmente lo contrario, eso se nota a leguas.

El placer en el sexo oral está cifrado mas en la actitud creativa de la mujer que en estar mamando como un ternero, mecánicamente, ahí no hay nada, esa plática se perdió, esos reales se fueron al hueco. La muestra mas fehaciente está en el resultado, nunca podrá ver el orgasmo de su macho con esa actitud que asume.

Si de verdad una mujer quiere tener una buena experiencia con el sexo oral, esta debe hacer lo siguiente:

- Antes de emprender su labor erótica ella debe de saber que imagen de mujer quiere transmitir, que roll desea mostrar: Mujer pasional, sexy, fatal, tierna, sexo oral con disciplina (actitud fuerte), etc.

Cuando un hombre desea que le chupen su verga, él quiere ver es a una perra, loba en acción, en ese instante no quiere saber nada de su novia, esposa, etc., el quiere es una puta en su mujer, una enferma adicta al sexo. Es esto lo que hay que aprender a trasmitir, es esto lo que la mujer debe tratar de comunicar en su experiencia oral, con su macho, con su marido, novio, etc.

Dejémonos de estupideces y miedos infundados, el sexo oral es para que el hombre lo disfrute a plenitud, es una relación sexual donde la parte visual ocupa la mayor parte del entorno. El 70% del placer está es en la actitud de la mujer, el restante 30 % está en el contacto físico por vía oral.

Cuando se habla de ACTITUD, se hace referencia a los comportamientos eróticos, provocadores, que motiven al macho a sentir que esta con una gata ardiente, esto se logra con expresiones (caricias – gestos, etc.) que sean fuera de lo normal, no como usted acostumbra en la cotidianidad a tocarlo y consentirlo.

Muchas mujeres comenten el error fatídico de condicionar el sexo oral, diciendo: Yo te chupo esa verga pero no me vaya echar la leche en la boca, en la cara, etc. De entrada ya esta mujer sentenció el resultado final, de ahí en adelante la experiencia será todo un caos, así de sencillo.

El clímax del sexo, en cualquiera de sus facetas, está cifrado en el orgasmo, como así que una mujer lo va a condicionar colocando cortapizas. Toda esta clase de errores son los que hacen, que el hombre siga en su afán de encontrar la verdadera perra y mujer, que llene sus vacíos sexuales. La mujer debe saber que un hombre sueña tener en su casa a tres mujeres: La señora del hogar, la dama en la calle, y la puta en la cama (tres mujeres en una).

Muchas experiencias hemos conocido, de excelentes hogares, con hijos, 20 años de convivencia mutua, y de un momento el hombre abandona a su mujer intachable. Muy sencillo, nunca tuvo una verdadera puta en la cama, sino a la mamá de sus hijos.

Las mujeres son felices comprando ropa todo el tiempo, cuidando su vanidad, cambiando su corte de pelo, tintura, etc. Yo pregunto: Asumen la misma conducta frente a su hombre, siempre están tratando de mostrase diferente en su roll de mujer puta, pasional. Las mujeres se la pasan horas enteras, días, años, especulando sobre la conducta y comportamiento de los hombres. Vuelvo y pregunto, igual intensidad de especulación tienen, ellas, para especular horas, días y años, en como mostrase mejor en el sexo.

Pues bien, mi estimadas mujeres hermosas, llegó la hora de asumir una actitud diferente. Si de verdad quieren que sus relaciones afectivas sean más estables. Esto que cito aquí, es uno de las muchas otras variables para que su vida sea más estable con su pareja.

 

Como morder la verga para excitar y no lastimar

 

Uno de los grandes errores que comenten las mujeres es no tener conocimiento real de como es el comportamiento sensitivo del miembro masculino. Muchas féminas actúan con prevenciones, por miedo absoluto a lastimar la verga de su macho, al momento de suministrar sexo oral.

En este orden de ideas, y para efectos de una mejor ilustración sobre el tema, es procedente anotar una serie de consideraciones, con el fin de salvar esas dudas que limitan un mejor desempeño en el manejo de la actitud sexual oral.

El contraste de sensaciones, la diversidad de estímulos es lo que hace que el cerebro, en su sistema central nervioso comprenda por asociación que la actividad es un juego erótico motivante, lleno de especulaciones y fantasías provocadoras. Es por eso que en más de una ocasión el hombre cierra los ojos cuando su hembra le chupa la verga, limitándose a sentir.


Recuerde que, en sexo oral siempre habrá un actor pasivo y uno activo. En este entorno el actor pasivo es el hombre, su mayor actividad estará en descifrar mentalmente la calidad de estímulos que se le suministre. En fracciones de milisegundos descifra si el estimulo es placentero o no. La mejor respuesta para saberlo es evidente, el falo asume actitud erecta, el músculo permanece duro.

Ahora bien, después de este preámbulo no sienta miedo al morder, lo importante es saberlo hacer. Hágalo de todas las formas, en todos los espacios del miembro, sea variable con actitud de curiosa. Esto quiere decir que nunca muerda de la misma forma, siendo simétrica en la mordida. Puede morder perfectamente desde la base del músculo del pene hasta la punta.

Si en le juego erótico desea incluir las bolas (pelotas del macho), puede hacerlo, el foro sexual se enriquece, no lo dude un instante el hombre lo disfruta. Eso si, debe tener una serie de consideraciones, de diferente comportamiento, para esta zona en concreto. Vale anotar que, por excelencia en la región mas sensible del hombre en todo su cuerpo, la mas delicada.

Todos los estímulos que se apliquen en la bolas deben ser suaves, tiernos, dulces, etc. Jamás intente morder duro, es mas la mejor recomendación es no morder, muestre si una actitud de que esta mordiendo, pero sin aplicar fuerza en sus dientes. Espero comprenda bien lo que le estoy diciendo, NO morder.

Cuando hablo de las bolas, hacemos referencia única y exclusivamente a ellas, no al escroto, membrana que los recubre. La piel que recubre las pelotas si puede ser mordida, eso si, sin involucrar a las gemelas. No sienta miedo creyendo que esto le va a doler a su hombre, actué con total confianza mostrando total curiosidad en las diferentes formas de morder.

Siempre que esté mordiendo el órgano del macho, sus caricias deben ser aplicando la fuerza de sus pasiones, no la fuerza del dolor. En este punto es sano hacer diferencias, hay dolores que producen excitación como hay otros que producen rechazo inmediato, igual como ocurre en las mujeres. La mejor forma de saberlo es estar atenta a la reacción corporal de su pareja.

De otro lado, es relevante anotar que cada hombre es un universo diferente en su riqueza de sensaciones, hay hombres que les gusta que los muerdan muy duro, desarrollan excitación a través del dolor físico, una mordida fuerte, plena. Por lo general esta clase de hombres advierten a su pareja sobre la intensidad de la mordida que le deben aplicar. Jamás usted se aventure a morder así, espere mejor una advertencia de su macho para actuar de esta manera.

Cuando usted esté chupando la verga de su macho, y quiera morderlo, siempre vaya de menos a más para ir evaluando su comportamiento sensitivo. Aplique mordiscos cortos sobre la piel que recubre la espada. Hale la piel con sus dientes, repítalo varias veces, en las diferentes regiones de su entorno, incluyendo las bolas.

Observe que estoy hablando de la piel, no estoy involucrando el músculo del pene, el cual también se puede morder. Ambos registran en el hombre sensaciones diferentes con intensidad de placer suprema. Como se puede observar la aptitud de morder es todo un arte amatorio exquisito para los varones.

Después de hacer todas estas explicaciones se cae de su peso decir que el sexo oral NO es una actividad donde solamente se involucran los labios y la lengua. Por el contrario los dientes son muchas veces más importantes que la misma mamada, chupada en si.

El 80% de las mujeres no tienen la costumbre de hablar cuando tiene sexo con su hombre, unas no lo hacen por pena, otras por tímidas, otras porque no se les ocurre decir nada. Pues bien llegó la hora de cambiar de actitud, no hay cosa mas excitante que ver a una mujer ofreciendo sexo oral a su macho, y esta estar hablando sola con la verga de su hombre. Ejemplo: Como la tienes de linda, que verga mas rica, que espada mas grande tienes, me encanta morderla, como se pone de arrecha esta verga cuando la muerdo, no veo la hora que me claves ese pito en mi pajarita en mi rajita. Más ejemplos: Quiero ese cacho duro en mi boca, me la quiero tragar toda, me fascina morder.

Estimadas mujeres, cuando estamos hablando de sexo, ustedes han visto que el autor a todas costas ha evitado referirse al miembro varonil con las denominaciones propias acostumbradas: Pipí, pene. Esos términos se los dejamos para ser usado por los médicos y los padres cuando educan a sus hijos. En el sexo no hay espacio para estos usos.

No hay cosa más frustrante cuando la mujer de uno le dice: Tienes el pene duro, tu pene es lindo, muéstrame tu pipí que me lo quiero comer, tu pipí me encanta. Esta clase de sustantivos al ser usados para referirse al órgano masculino en una actividad sexual NO tiene nada de fascinante, los hombres siente que la persona que le está hablando es alguien extraño, alguien que está marcando una distancia.

El sexo es la mayor expresión de confianza en una pareja, no hay espacio para marcar distancias y menos con la clase de lenguaje que se usa. El sexo es sinónimo de morbo, de excitación. Toda la actitud que se emprenda debe ser concordante, la sintaxis de las frases deben ser llenas de pasión, cargadas de deseo, y la mejor manera de hacerlo saber es diciendo palabras morbosas, o como las quiera llamar, vulgares.

En este contexto, no hay situación mas placentera que escuchar a la mujer de uno decir frases morbosas, sintiendo el hombre que de verdad las dice desde su propia esencia de hembra, no de mujer de principios recatados. Ahora bien, no cometa el estúpido error de ir a preguntarle a su hombre, si al él le gusta que le digan frases vulgares cuando hace el amor. Por favor, la cursilería para otro día, mas bien actúe y deje de estar pensando estupideces, compórtese mas bien como toda una hembra cuando este con su macho. Antes que ser humanos somos animales llenos de pasiones y oscuros deseos.

En el sexo hay que dejar ver los mas bajos instintos, hay que dejar liberar todas esas energía reprimidas, lo que usted cree que son buenos modales de comportamiento, aquí no caben. Mujeres, los hombres necesitan putas en la cama, señoras en la casa y dama en la calle. Espero que en la próxima mamada – sexo oral – sean lo mas golfas de verdad, unas zorras sin ambages. Si van a chupar la verga de su macho, sin una actitud de puta, es mejor que se ponga a rezar el Santo Rosario en actitud de contemplación mística.

No solo es chupar y mamar el falo de su hombre

 

Si usted llegó de manera aleatoria a este texto, le recomiendo estimado lector tomarse el tiempo necesario de darse una pasada por varios títulos de esta sección para efectos de contextualizar mejor el propósito que tratamos de emprender, en hacerle conocer detalles y consideraciones que son de alta relevancia para sus intereses. De otro lado es importante también leer varias veces el mismo texto a medida que avanza usted en sus experiencias íntimas con su pareja.

Muchas veces por el afán de saber mas, se pasa por alto detalles que son relevantes al momento de emprender el acto sexual oral, por eso invito a ustedes, dilectas jóvenes aprendices mujeres, en ser pacientes y saber leer con detenimiento el tratado que aquí se expone.

Inmersos ya en el tema, le primera premisa que se debe tener en cuenta es: Aceptar de tajo que su desempeño en el sexo oral no es nada expedito para lo que el hombre desea sentir. Si su varón le dice, cuando se lo está mamando, que lo hace muy rico NO lo tome en el contexto literal de lo que significa esa frase. Cuando su pareja le dice esto quiere significar una simple intención de brindarle confianza para que actué con total libertad.

Por muy frentero que sea un hombre, jamás le va a decir a usted de entrada como lo hace de mal, cuando se lo está chupando. El solo hecho de ya estar asumiendo una actitud de mamar, el hombre se excita, por eso le dice que rico como lo mamas. En la psicología del hombre esto quiere decir: Continúa, quiero conocer todas tus habilidades para mamar, quiero sentir muchas cosas, no te limites en darme lo mejor de ti, explórame todo sin límites.

Cuando cito la palabra EXPLORAR, hago referencia a esa actitud que debe asumir la mujer de aventurarse a descubrir las diferentes sensaciones que puede brindar a través del sexo oral: Sin conservar límite alguno, sin colocar fronteras inexistentes por temor de incomodar a su pareja. Mamar una verga no significa solamente chupar, déjeme decirle que este es sólo un referente que involucra muchas otras cosas, quizás mas fascinantes que mamar en si.

La actividad sexual oral comprende otras facetas, como: Brindar caricias, rozar con las uñas de los dedos toda la zona que comprende este órgano sexual, puede incluir también los muslo de las piernas, parte interna. Mientras se está estimulando con la boca, perfectamente sus manos pueden estar desplegando otras actividades eróticas que si bien son complementarias sirven para reforzar la fuerza de la estimulación oral. Y aunque usted no lo crea, muchas veces estás ultimas son el detonante para el hombre explotar y dejar ver el clímax de su orgasmo.

Como puede usted observar, mamar se convierte mas en un símbolo propio de la actividad oral, que en el meollo del asunto. Cuando usted está en plena faena, quiero que sepa que el hombre está observándola en todas sus facetas, no de mujer recatada sino de perra hambrienta sedienta de calmar su sed. Por todos lados recorre su mirada, sus gestos, por eso usted debe siempre develarse como una hembra en fatiga, luchando por tener sus jugos en su boca.

En esta dirección, en fracciones de segundo el macho está recorriendo con su mirada puntos claves de su cuerpo que lo lleven a una mayor excitación. Esto que cito es con el fin que usted comprenda que el varón no necesariamente se excita porqué le estén chupando su cacho, su vela. Muéstrese siempre como una mujer que transpira sexo por todos sus poros, deje ver sus movimientos sexy muy sutiles, que su macho sienta que son muy naturales. Evite sobreactuarse, eso mata el placer en los hombres. Lastimosamente muchas mujeres, por ese afán de complacer a su macho, dejan ver una actitud fingida.

Ahora bien, no quiero decir que no se pueda fingir, vale…, pero hay que saberlo hacer, siendo concordante en todo momento con lo que se está haciendo en ese instante. Voy a ofrecer un ejemplo para que se comprenda mejor el espíritu de lo que se desea afirmar: Una mujer no puede estar lanzando frases de placer a su hombre, cuando sus manos (su actitud) son disonantes en complementar la fuerza de sus palabras. Si usted de verdad quiere hacerle saber que esta muy excitada por la verga que le está chupando, cuando se lo diga, igual agarre el bastón de su macho o muerda la verga con igual fuerza de pasión para que él crea que es verdad.

Muchas mujeres parecen autómatas, unas maquinas para chupar, ellas creen que por ser muy veloces en sus habilidades de despliegue de mamar, ya el hombre está muy feliz y excitado. Que pesar, pero la verdad es otra, por eso casi nunca las mujeres logran su cometido, sacar los jugos de su hombre, su semen. Es por eso que, por lo general ellos terminan es masturbándose solos. Como quien dice, quite de ahí que usted para eso no sirve. Esa es la triste realidad mis estimadas doncellas, neófitas en el asunto. Una cosa es que los hombres sean estúpidos, pero no pendejos.

Como un paréntesis del asunto que estamos tratando les voy a decir algo, para que nunca lo olviden: Un hombre podrá olvidar a todas las mujeres de su vida, pero nunca borrará de su mente a su primer encuentro sexual triunfal, y menos a esa mujer que se lo mamó como a los dioses. Perdón, ¿alguna duda…?

Niñas ingenuas, dejen de seguir siendo ilusas diciendo, cuando terminan una relación afectiva: Mujeres como yo no hay, una mujer como yo nunca mas la volverá a encontrar, mejor que yo no hay. Me puedo reír, mueren engañadas. El hombre en la cama lo que quiere es una hembra, no una mujer llena de bondades.

En este orden de ideas, el sexo oral se ofrece es con pasión, dejando ver las ganas. Por eso involucre todas las herramientas posibles en el despliegue de su faena: Muerda su verga, déle besos fuertes, use sus manos para darle fuerza a la mamada, apreté fuerte la base de la verga con los dedos de su mano (este es un tips que no falla), repita esta acción varias veces, con intervalos de tiempo, eso le encantará a su macho.

Introduzca sus bolas en su boca de manera muy suave, cuidado con ser brusca, lo puede lastimar. Recuerde que es la parte más sensible del hombre en su cuerpo. Chúpelas como si se estuviera saboreando un helado. Paralelo a este gesto puede morder el escroto, piel que recubre las gemelas.

En todos estos procesos de estimulación usted debe de ser muy creativa, aproveche su posición corporal para jugar con la espada de su varón, de manera erótica, coja la punta de su verga y rócela por sus pezones, para que el observe que están muy excitados. Antes de hacerlo usted con sus propios dedos de manera disimulada se los puede estimular para luego mostrarle a él como se lo hizo parar.

Espero que todos estos detalles sean útiles en sus nuevas experiencias, día a día vaya construyendo su propio mapa de como tener mejores relaciones sexuales con su pareja. Cuando tenga dudas, no deje de volver a leer diferentes apartes de esta sección, seguro que se encontrará con más sorpresas, que en un principio pasaron desapercibidas para usted.

Éxitos y buen sexo.

 

Acerca de chingadanews
De mole, de frijol, de elote y chile verde. Lleve sus noticias bien calientitas.

2 Responses to Sexo oral, manual para darle la mejor chupada de su vida. 3/3 IMPERDIBLE. #sexo

  1. yenifer dice:

    me gusta me encantan esa chicas tanatrevidas me fasinan como son su actictud con su pareja

  2. octos dice:

    Todo bien pero lo de morder un poco aunque sea la piel no me parece. Serán tus gustos, pero es muchísimo mejor una chupada muy húmeda con mucha saliva, labios y lengua pero sin intervención de los dientes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores

%d personas les gusta esto: