!!Clembuterol en los caballos!! ya salio la porqueria en el Hipodromo de las americas


Dos caballos que ganaron el primer y segundo lugares del Handicap de las Américas el pasado 28 de mayo corrieron dopados con clembuterol, confirmó Jacob Morett, director de medios de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), que opera el Hipódromo de las Américas.

En entrevista, Morett aseguró que los entrenadores de esos equinos fueron suspendidos y los premios, devueltos.

Se trata de los caballos “Honor Vivian”, de la Cuadra Vivian, que terminó en el primer lugar de la décimosegunda carrera en la edición 66 del Handicap de las Américas, la competencia cumbre de la hípica mexicana, y “El Biólogo”, de la cuadra Caminante, que quedó en segundo sitio, a 16 largos del primero.

Sergio Alamán, director del Hipódromo, informó que los entrenadores Antonio Silva Olvera, de “Honor Vivian”, y Efrén Loza Loza, de “El Biólogo”, fueron suspendidos ocho y seis meses, respectivamente.

Agregó que existe una apelación en el caso de Silva para que reciba un año de suspensión.

Añadió que, si reinciden, serán suspendidos año y medio y que, por una tercera vez, serían expulsados de manera definitiva.

“En el caso de los caballos que llegaron en el primer y segundo lugar en el Handicap de las Américas, dieron positivo en los dos casos. Entonces lo que hace el Hipódromo, como operador porque no atiende directamente a los caballos, es aplicar el reglamento.

Se les retira los premios a estos dos caballos y se suspende a los entrenadores”, remarcó Morett.

José Manuel Alavez, presidente de la Asociación para el Desarrollo y Fomento de la Hípica Mexicana, el Hipódromo de las Américas no es responsable de las prácticas de dopaje.

“En el caso del futbol, si los jugadores se dopan, ¿el estadio tiene la culpa?”, puso Alavez como ejemplo.

“El Hipódromo no tiene caballos, el Hipódromo no es dueño de ningún caballo, el Hipódromo no corre caballos, los jinetes y los entrenadores no son empleados del Hipódromo, los dueños de los caballos deciden a quién contratan, cuánto pagan y cómo compiten.

“El Hipódromo sólo crea las condiciones para que esto se lleve a cabo para lo cual cuenta con gradas para el público, una pista y caballerizas”, añadió.

Remarcó que el dinero que se juega es el del público y es el mismo que se reparte a los apostadores ganadores.

Los dueños de los primeros cuatro caballos que entran a la meta se dividen el 7.5 por ciento del dinero apostado y el Hipódromo lo subsidia con otro porcentaje igual para incentivar a los dueños a participar, expresó.

“La empresa no favorece ni desfavorece ningún caballo. El Hipódromo tiene una retención del 20 o el 18 por ciento que es la menor a nivel mundial, y es para incentivar a la gente para que venga y gane más dinero”, dijo por su parte Sergio Alamán, director del Hipódromo de las Américas.

“Se busca dar certidumbre al público, transparencia en las carreras y aplicar el reglamento. Una reacción natural del público es ‘si siento que me están engañando no regreso’. Y no es así. Ha subido la afluencia”, añadió Alamán.

Ambos coincidieron que lo que menos le conviene a la empresa hípica es que sucedan asuntos irregulares.

“La carrera tiene jueces y árbitros, y cada carrera es videograda con 8 cámaras alrededor de la pista para evitar situaciones extrañas, fouls, hay jueces en el arrancadero, en las básculas, encargados del antidoping.

“Este es un negocio muy exacto en términos de reglas y condiciones. Si hubiera uno o unos interesados en transgredir la ley, sería un suicidio financiero, pues cada vez que entran a la meta se les hace los análisis”, argumentó Alavez.

El asunto son los apostadores. Ambos entrevistados reconocieron que si apostaron por un caballo no dopado y ganó otro que corrió con sustancias prohibidas, no se modifica lo apostado.

“Por años en todos los hipódromos del mundo, el caballo que gana se da como caballo ganador y se reparten los premios, si en el tiempo demostramos que el caballo tiene que descalificarse se castiga al caballista, el caballo se baja, pero la apuesta así se queda, toda la vida ha sido así”, justificó Alamán.

‘Siempre los dopan’

Don Ramiro es un apostador frecuente en carreras de caballos. Al Hipódromo de las Américas acude cada viernes y sábado. Y el tema del dopaje en los equinos ni lo inquieta.

“Siempre los dopan, así es esto, pero bueno, eso como nos puede perjudicar como nos puede beneficiar. Yo le aposté a Honor Vivian”, dice sonriendo.

Honor Vivian, un caballo de la cuadra Vivian, fue dopado con clembuterol en el Handicap de las Américas, la carrera más emblemática del Hipódromo de las Américas.

El señor Ramiro, de 65 años, quien labora como barrendero, explica que en los caballos tiene muchas historias buenas y malas.

“Me he ido caminando hasta mi casa, me he quedado sin un centavo en la bolsa, en cada carrera uno dice ahora sí voy a ganar, y me quedo colgado, mis caballos entran pero en otro orden y pierdo, ni modo.

“Pero también tengo historias muy buenas, he llegado a ganar hasta 9 mil pesos apostando sólo 40 pesos, y si estaban dopados ni modo, yo gané”, refiere.

Armando, un chofer repartidor de gas LP, se declara fanático de las carreras de caballos.

“No sé bien si dopan o no a los caballos, pero oiga, eso sería un secreto a voces, no ha visto qué grandiosos cuerpos tienen los caballos, no me diga que esos cuerpos se forman con forraje”, ironiza el gasero.

De 40 años, Armando explica que viene al Hipódromo desde los 25 años.

“No todos apuestan, unos vienen a embriagarse, otros a comer y pasar un buen rato, pero otros como yo hemos dejado todo, mis quincenas completas. Pero también el Hipódromo da de comer y bien, me ha ido bien. Por eso vengo”, manifiesta el apostador.

A otros, como Filiberto, un contador que viene cada ocho días, el tema los decepciona.

“Hay transas en todos lados, eso lo sabemos, pero no te esperas que tu caballo al que le apuestas también te salga con transa, eso ya rebasa los límites, no sabía de ese asunto, pero si me decepciona esto del Hipódromo”, dijo.

Su acompañante, una joven que apuesta un límite de 500 pesos cada ocho días, indica que dejará de venir un tiempo.

“No se vale, es en lo que una menos piensa, podrías sospechar hasta del jinete, porque frena los caballos, pero de tu caballo no se vale”, reprocha la joven.

Reforma

Acerca de chingadanews
De mole, de frijol, de elote y chile verde. Lleve sus noticias bien calientitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: