¿Quién más hace falta que muera @Javier_Duarte ?. Testimonio de una balacera. #Veracruz #Xalapa #VerFollow


Como siempre digo, los domingos ni la marrana pone, y Doña Chingada se enfiló a comprar unas garritas finolis a la Plaza Américas, ahí donde se une la frezada pa andar viendo nalgas.

Corrian las 13:20 Hrs cuando llegue a la plaza, como siempre hasta su remadre de llena. Caminando tranquilamente se podía respirar la paz que siempre ha reinado en Xalapa, aunque de algunos meses para acá esto haya cambiado, ahora las platicas de mesa son siempre  dedicadas a la violencia, y a la ineptitud del gobernador para hacerle frente.

“No hay dinero”, escuché en la mesa de junto cuando ésta viejita se sentó a descansar los juanetes y echarse un helado, de esos que se voltean y no se caen.

Casi eufóricos y evidentemente irritados, los señores de junto echaban pestes contra el gobierno de Veracruz, “no pagan”, dice uno, “todo se lo están robando”, dice otro, “Por eso les urge la lana del fonden, pa meterle diente”, decía otro con cara indiscutible de burócrata.

Aprox como a las 16:30 horas, y después de una última paseadita por la plaza, me enfilé hacia la salida, se hacía tarde y la lluvia amenazaba con empaparme las enaguas.

A escasos metros de la entrada, escuché las metralletas sonar. Para pocos fue ignorado, tal vez creyeron que eran los truenos que avisan del chahuistle, pero no, los rechinados de los coches confirmaban que era otra lluvia, la lluvia de las balas.

No supe si resguardarme o salir a ver lo que pasaba, por algún momento pensé que se trataba de un secuestro dentro de la plaza y que culminó en el estacionamiento. Los balazos eran duros, casi truenos, pero con una increíble velocidad.


Decidí salir con cuidado a tratar de ver que pasaba en el estacionamiento, ya había algunos que también les ganó la curiosidad.

Dentro de la plaza, muchos, la mayoría, ignoraba que pasaba. Otros, no, sus ojos reflejaban el miedo, Madres con hijos en mano a paso veloz, como tratando de ocultar su pánico, se volvieron a meter a las tiendas, tal vez ahí podrían proteger a sus hijos de las balas.

Después de varios minutos y con la curiosidad de acercarme más, escuché el sonido de las sirenas, yo estaba en el estacionamiento y solo podía ver que muchos taxistas  se estaban estacionando afuera de la plaza, decidí salir.

Me enfilé hacia el puente, ya había un grupo de personas ahí, y a los pocos metros vi el auto destrozado, un coche gris que todos repetían “es un neón, están adentro”, nadie se atrevía a acercarse, uno de ellos dijo “puede estallar”.

El paso de los vehículos se fue alentando, sin embargo llamaba la atención como al paso de camionetas de estas llamativas, mucha gente se hacía para atrás, tal vez pensaban que venían a rematarlos.  

Decidí sacar mi celular pa tomarle unas fotos, pero recordé que toda la mañana me la pase tomándole fotos a mi perra la pelusa, una french que me acompaña ahí en la vecindá, mi teléfono me decía “batería muy baja para tomar fotos”. Me lleva la chingada, con toda ironía me dije yo.

Solo una patrulla de la policía se veía en el lugar donde estaba el neón balaceado, yo ya me encontraba en el puente viendo todo el desmadre, a lo lejos vi que se venían los militares, todos con armas en mano y encapuchados, en cuestión de minutos había militares rodeando toda la plaza, lógicamente me apaniqué y decidí pelarme de ahí antes de que me confundieran con halcón.

El olor a llanta quemada se podía percibir fuertemente ya abajo, a escasos metros del neón, pude ver a los muertos, era una imagen impactante, tuve miedo, pero también la impotencia me hervía la sangre. ¿En que momento dejamos que pasara esto?. En un lugar en el que había pasado mil veces ahora veía sangre escurrir, ¿Que hace falta para que los veracruzanos despierten? ¿Quien más falta por morir?.

Las balas a escasos metros de sus familias y aún así sigue reinando la corrupción, la censura y la ambición de los políticos.  No podía creer que para el gobernador Javier Duarte y su séquito de pendejos, fuera más importante el dinero y la imagen política que la violenta muerte de inocentes. ¿Quién tiene que morir para que los veracruzanos despierten?. Mi sangre hervía más.

Un militar se acercó a mi, y con voz fuerte me ordenó que me retirara “por mi seguridad”. No lo tomé como amenaza, y decidí obedecer, más alla de todo, la presencia militar dio un respiro de seguridad en la zona.

Subí al estacionamiento de nuevo, de ahí, de lejitos me quedé observando como transcurría todo, llegaban reporteros, pocos, y otros medios también se apresuraban a estacionarse:  Telever, Tv Azteca, Diario de Xalapa, AZ, y varios más. Lo único que pensaba ¿Para que vienen si se van a repetir el comunicado oficial que les ordena Javier Duarte?. Hoy confirmo que tenia razón.

Al paso de los autos se podía ver ya un operativo montado, aún así los curiosos no faltaban, los policías de Veracruz eran los únicos que estaban en bola como esperando una orden. En unos minutos ya se escuchaban los helicópteros, también llegaban más “autoridades”, se veían autos de la PGJ y de la PGR en el lugar.
El tránsito se hizo intenso, los policías del Gobierno de Veracruz ya habían tomado las salida de la plaza para detener vehículos. Todo indicaba que la orden era “que no se salga de control”. El control nunca había estado.

De repente se escucharon gritos, varios policías se arremolinaban a un vehículo, un sentar gris,  aputándole a los pasajeros, pedían que se bajaran, lo hicieron rápido, después de una revisión a los pasajeros, 2 jóvenes, los policías dejaron que se fueran.  Así lo hicieron con 3 autos más, que yo pude presenciar.

¿Como pueden ser tan bestias?, me preguntaba yo al ver la torpeza e indignante violencia con la que se “realizaba el operativo para garantizar la seguridad de los veracruzanos” dijera el pendejo gobernador Javier Duarte, en su ya tradicional cantaleta.


Cuando pensé que estos policías no podían ser más pendejos, ocurrió lo más indigante que haya visto, a punta de groserías y chingadazos, uno de ellos bajo a un conductor, su aspecto no era del típico burócrata, tal vez por eso su atrevimiento de ser violento con alguien a quien ven sencillo y humilde.

En cuestión de minutos vi como los policías le arrebataban su celular, sin mediar palabra, lo sometieron. Contenerse a hacer algo ante acto tan cobarde fue toda una hazaña, sentí que debía intervenir siquiera pa gritarles sus chingaderas a esos polis por gandulas, por momentos me arrepentí de haberle tomado esas pinches fotos a la pelusa, lo hubiera grabado con mi celular. Después me enteré que los policías tenían la orden de arrebatar toda evidencia que se hiciera en el lugar, quitar telefonos, cámaras, que nadie se enterara, que nadie viera la sangre, como si tremendo acto de violencia pudiera ocultarse. Que pendejo Gobierno tenemos.

Decidí irme, no podía aguantar tanto, quería conarselo a todos en la plaza, tuitearlo, escribirlo, pedirle a los veracruzanos que hicieran algo para detener este abuso del Gobierno de Veracruz, que a chingadazos, a escarmientas busca ocultar toda la porquería de su gobierno.

De vuelta en la entrada de la plaza vi a más personas, a familias enteras, todas comentaban el asunto, pedían no salir hasta que todo estuviera más tranquilo. Había muchas caras pálidas, caras de terror.

¿Quién más hace falta que muera?. Ya mataron a activistas, a periodistas, a niños, a ancianos, a inocentes.

¿Quién más hace falta que muera Javier Duarte? Tus muertos se están apilando, por cientos, por miles desde que tu titiritero Fidel Herrera dejó entrar a los Zetas en Veracruz.

¿Quién más hace falta que muera Javier Duarte? Nos han matado hijos, primos, tíos, familias enteras, no hay día que no haya secuestros, levantones, asesinatos.  Y no,  no son narcomenudistas como tu los llamas, son personas trabajadoras que su único error fue haberte dejado ser gobernador, ellos fueron víctimas de ti, de un gobernador pendejo y sin experiencia que solo le pone números a los muertos.

¿Quién más hace falta que muera Javier Duarte? Tus muertos tienen voz, los veracruzanos se están cansando de ver morir a amigos, a sus familias, no hay un solo veracruzano que no conozca a alguien víctima de los Zetas, esos a quien tu proteges y que aseguraron ayudarte con la deuda, aquella que tu creaste.

Todo tiene un fin Javier Duarte, en cualquier momento los veracruzanos se van a cansar de ti y la sangre con la que has manchado Veracruz.

¿Quién más hace falta que muera Javier Duarte?

Acerca de chingadanews
De mole, de frijol, de elote y chile verde. Lleve sus noticias bien calientitas.

10 Responses to ¿Quién más hace falta que muera @Javier_Duarte ?. Testimonio de una balacera. #Veracruz #Xalapa #VerFollow

  1. papatearte says:

    simplemente la verdad…. TE AMO DOÑA CHINGADA…

    ATTE @papatearte

  2. nenota 35 says:

    la chibgada news eres lo maximo la norticia sin censura

  3. AMIGO DE VERACRUZ says:

    NO MAMES QUE PERRA ERES CHINGADA NEWS … MIS RESPETOS ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  4. MIYULI says:

    sEEEEE, UTA YA MATENLE UN POLLO A LA RUK CHIDO EL RELATO DOÑAAA

  5. Pingback: PRECAUCIÓN. Violento enfrentamiento reportan al norte de #Veracruz #Verfollow « La Chingada News

  6. muy buen testimonio doña chingada.
    espero qe pueda leer esto: http://red-crucero.com/2011/07/habra-retirada/

    en este pinche pais no se hace lo qe se qiere sino lo qe se puede u.u

    saludos

  7. statixnomad says:

    deberias de comprarte una bateria adicional o una camara digital sencilla, por que nunca esta de mas usarla. ( te lo digo x ke siempre ke no traigo camara me pasan unas de cosas)

    Bueno tu blog

    Y cuidate mucho.

  8. carlitos says:

    que buena frase chingada news el error de los veracruzanos fue haber votado por javier duarte muy buena felicidades

  9. FHB says:

    mmm.. para mi que esta madre está organizada por el gobierno. La verdad nos está cargando la chingada, cada día alcanza para menos, muchos no tienen trabajo, en fin, la situación está de la chingada y cualquier día nos vamos a ir alebrestando. Pero oh!! que buena idea, para que ya no se nos ocurra ni salir a dominguear a la plaza el pinche gobierno con todos sus recursos, con la ley en la mano y con esa impunidad de reyes decide hacer esto. Los nuevos gobiernos del terror. Nada de carros lujosos, nada de salir a pasear a las calles.

    Por qué será que las principales ciudades están de la chingada. Es donde está la lana. A los gobernantes como el tio FIDE no les alcanzó con lo que se robó de los ayuntamientos y de la bursatilización de la tenencia. Además, se asoció con unos pinches matones de allá de la sierra de oaxaca, de esos pobres muertos de hambre (perdón c-titas pero eso es lo que son) y se los trajo a “trabajar” al estado. Son las nuevas estrategias de gobierno… EL NARCO-GOBIERNO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: